Despréndete

¿Sientes vergüenza por querer masturbarte?

¿Temor a enamorarte si implica desbordarte?

¿Concibes la sonrisa sinónimo de dientes?

¿La guerra el escenario para los valientes?

Pues vienes de etiqueta, sin polvo del camino

papel de inmaculado también te sobrevino.

Resultado indemne del obrar ajeno

reposa en tu estampa y exhibe su veneno.

En evadir nos han vuelto especialistas

condenándonos a vivir en una arista

haciéndonos creer que es enjuiciable

lo que es tan simple y en el trasfondo es igualable.

Esta invisible sombra nos pretende guarecer

de la luz inscrita en el nacer,

alguien la propuso a fin de controlar

el desordenado brillo del instinto natural.

Pero…

Cuando el “despertar” irrumpe tal y verde primavera

los ojos lo traducen resplandor de hoguera,

si se cuela la razón y prima la conciencia

distingues que es placebo la paciencia,

sabrás cuán inútil fue el capricho de negar

no habrá modo aunque lo intenten sepultar.

Dinamita las fronteras de tu mente,

tú decides: expecta o participa;

abrirás paso a un torrente,

a un vivir que ni anticipas.

No respondas por tu nombre

no te rijas por horarios

de lo absurdo no te asombres

si a terceros no es un daño, y por tanto no es agravio.

Si anhelas un sentir que fabrique poesías

comprende, no es concebible en otra vía;

se abate por derecho de expresión,

escupe al sobrio estatus de razón.

Cuídate de ser real si evitar pretendes

que tu sobriedad burle tu temple,

si enmascarado decides convivir

el día que en existir aventures a invertir

de un golpe caerán los telones que enumeras

en raso conteo de reclamos y soneras,

rebanando la cornisa de metal

que a tu engaño has permitido desplegar.

Hay solo un trillo no prostituido:

Toma tu juicio y hazlo un montón

préndele fuego y cierra el portón;

que quiebre el miedo, el título de santo,

que vuelva el fresco de atreverte encanto,

pues si por vivir tendrás derecho de alardear

será sin amarras que has de lamentar.

Salta de aquellos que te han clasificado

como el vil perfecto muy elaborado,

asume que digan cual raras bajezas

si no es con la maldad que tu voluntad tropieza.

Pues ese es el cumplido que debes resguardar,

el de actuar a modo de tu propio grial.

Ser feliz contigo, congraciado y pleno

dejará de un lado todo ese veneno,

el cual formulaste cuando permitiste

que alegato ajeno escoja lo que vistes.

Burla los obstáculos, máscaras estúpidas sobre lo que sea

sufrirás que la verdad a lo social asquea,

más vendrá el sabor a plena libertad

cuando al fin entiendas que no existe deidad.

Decídete, asume, actúa y observa

Ríete, babéate, arriésgate, orienta

Tira tus centavos que no te sustentan

ofrécete un respiro, basta de reprimendas.

Si encuentras un lugar, persona o motivo,

que acople en tu interior como añejado vino,

borrarás de ras el principio quimera

seguro del todo como vez primera;

no habrá más victimarios, no duelos, no razón;

ascenderás liviano al punto de sazón.

Deliberado y loco literato: A puro corazón.

Poesía

2 Comentarios Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: