VI

Hoy toma mi recuerdo el instante en que nací,

también las mariposas, fue el día en que te vi.

Después justo revivo el día en que volé,

eterno recorrido cuando tu piel toqué.

Contemplo algunas piedras,

me siento bajo un pino,

cito entre suspiros que alguna vez lloré

cuando en segundos coherentes tu ausencia yo acepté.

Disfruto del susurro entre ramas de mi techo.

Descubro con certeza cuando es que moriré.

Será en tiempos de injurias,

cuando no sea un retoño

y esta viril memoria me deje en el otoño.

Irá con su trineo tirando a sus espaldas

mi materia maltrecha sin que de mi te salgas.

Más cuido de esconder el logro en mi expresión,

porque si no regresa y me deja en suspensión,

llegando al fin la muerte,

la muerte verdadera,

si ya no mas existes entonces es certera.

Amar saca de quicio. Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: