Poesía

Pedimento

Poca luz por la rendija,

obsoleta esta clavija.

Pongámonos de encomienda

¡reclamemos nuestra enmienda!

Si tienes cobijo entre mis pupilas

me pierdo en trama que tus dedos hilan

manto replegado por esas promesas

que anuncian a voces tu engaño comienza.

Tal nuevo solado en otro continente

soy tu ejecutor de ideas carentes.

Comer es deber, ya no es un placer

en risas de ajenos acecha el veneno

desde ese noviembre cuando me jodiste

pautándome siglos en confines tristes.

Puñado de cosas podría escribirte

puñado de besos podría estamparte

millar de claveles podría plantarte

si con mis poemas desistes de irte.

En una pared de vainilla verteré fresas

escupiré chocolate a borbotón

te inundaré en un calentón

mamada de confituras

no habrá una piedra mas dura

tentación a mordeduras.

El polvo que se supone en lecho de los señores

que lucharon con bravía por mantener los honores

con el viento se alzaría propagando los colores

que arcoíris traería a como el nuestro fervores,

si de mano se alzarían contracorrientes amores.

Vístete de valentía

ciérrate la bragueta

sal con carmín en tus labios

tócame en el escenario.

Ridiculez asertiva

sea lo que sea diga

quién no valore esta ortiga

que en nuestros campos revientan.

¡Ámame con uñas y dientes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s