Narración

“Lo que la vida necesita» (Segunda parte).

Ella hubo de madrugar, terminando de ordenar el salón, dispuso de otro modo los muebles, abrió todas las cortinas y perfumó la vivienda en su totalidad. Aquel espacio se volvió acogedor, a su juicio, listo para el curso que tomaran las cosas, sea cual fuere...